lunes, 20 de febrero de 2012

Dedicado Sharon den Adel


Un alma vacía andaba tras los placeres putrefactos de esta vil e inmunda vida, noche tras noche, día tras día se disfrazaba de alegría y de falsa sonrisas para agradarle a todos los mortales.
En lo más profundo de ella, su vida era sufrida lloraba en la soledad de su cuarto hasta vaciar todas las ganas del dolor.
Un día mientras vagaba en pena seencontro un oasis muerto y oscuro, cuyos habitante
s renegaban de su nacimientos y vestian de luto por ello, ella los observó con discriminación y un falso sarcasmo para sentir un grado de superioridad; pero no lo obtuvo, obtuvo la misma ignorancia que siempre recibió. Sorprendida y a la vez enojada, volvió a aquel lugar tan oscuro que le atraía, realizó preguntas u obtuvo respuestas que hizo comprender todo aquello quesentia por mucho tiempo y que ella misma ignoraba; comprendió que ella era uno de ellos. Decidió entrar allí y comenzar una nueva vida, donde la oscuridad fuese la protagonista; de repente escuchó un coro de ángeles y una dulce voz de mujer cantando entre ellos, le agradó su voz, sin verla ni conocerla se enamoró de ella.
Vivía solamente en torno a esa voz que le daba un poco de paz y despreciar al mundo de los malditos mortales, fue cuando por fin vió la mujer de la voz que la habia conquistado.
Era tan hermosa, parecia un ángel blanco caido del cielo, una mirada timida pero penetrante y el movimiento de sus brazos y manos creaba un espacio mísitico. El alma pagana dijo: "Tu serás mi angel y estaré detrás de ti hasta el final mis días, te querré, te protegeré y te defenderé del que te quiera daño" y ambas desaparecieron en una espesa niebla de un día sin sol y cielo grís...
04/02/07

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada