martes, 12 de noviembre de 2013

Esa Soledad,,,


Hoy la oscura soledad que dominaba sobre mi está en plena agonía,
Ya a punto de desaparecer para siempre,
La eterna, la dominante, la impenetrable
La dama de acero con traje negro perpetuo
Que pesaba más que mi propia vida, ya no queda nada sino harapos y agonías.
 
Yaces arrodillada ante mí,
Con la cabeza baja
Sumisa, destrozada, vacía
Adolorida y maltratada
Se te olvidó que muchos saben jugar al misterioso mejor que tú.
 
Tantos años que viviste en mi mundo dominando cada momento de mi existencia,
Cada segundo de oportunidad que me hiciste perder,
Cada experiencia fracasada por tu culpa;
Todo egoísmo para ti, para tu reino oscuro,
 
Dime por que huiste cuando llego un bufón a ilusionarme con la vida del amante mortal?
Dime por que no te defendiste de las mentiras bajo la piel de aquella mascara que incitaba a la libertad del sentir??
Por que te volviste sumisa al sonido de su voz? Del eco de sus mentiras? Ante su plan?
Y yo le abrí mi alma confiando que nunca me harían daño, que tu aspecto defensivo ante el mundo era paranoia, demencia absoluta.
 
En el baile de las mascaradas de la vida no todos son sinceros,
No sabemos que o quien se esconde tras esa mascara, tras bajo la piel de cordero,
Pude oír sus palabras, sus ilusiones, sus esperanzas hacia mi,
Una vil mentira que me dejó una fuerte herida.
 
La vil mascara se burlo de ti soledad…
Te hizo mirar al cielo y sentir las nubes, y luego te llevo al infierno ardiente;
Te hizo llenar ríos y lagos con tus lágrimas,
Te obsequiaba ofensas suavizadas bajo el mantel de las circunstancias.
Te abandono soledad oscura, te dejo para siempre.
 
Hoy que mueres ante mi, sin decir ni una palabra;
Solo llorando en silencio mirando al frio suelo
Tan frio como tu… Hoy me alejo de tu oscuridad
Con un corazón latiendo y fuerte
Con una libertad infinita
Con un deseo ferviente de vivir
Mirando a los rayos luminosos del sol
Con la esperanza de que nunca reines en mi mundo otra vez soledad oscura.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Pensamiento constante

Yo buscaba la calma y tu fuiste mi tempestad,
el tornado que destruyo todos mis planes,
el rayo que flechó y rompió mi corazón;
No son tus pétalos los que me acarician, son tus espinas las que me lastiman...

Se ha muerto un ruiseñor,
 se ha roto la oscuridad;
por que las perfecciones no son eternas,
los sueños mueren cuando logras pensar que lo puedes hacer real...

Sufro con tu corazón de piedra y tu alma de hielo,
tu juego de sentimientos,
maldigo el momento en que te abrí mi alma...

Extraño todas las mentiras que me decías,
la trampa que creaste para enamorarme.
Me siento tan triste y vacía porque traté de ser sincera y dar lo mejor de mi y que tu lo vieras,
solamente para que luego tu me usaras como un juguete y me arrojaras a la basura...

Nunca me había dolido tanto la soledad como ahora,
me reviviste de la muerte oscura para darme la vida luminosa y luego abandonarme;
Me siento como un lobo solitario, herido y perdido en una montaña de hielo...

Todas las lágrimas,
 todos los aullidos,
 todas las impotencias sentidas llevan tu nombre,
mientras tu a distancia sigues tu vida al lado de otra persona y le entregas tu alma,
y yo muero de soledad por creerte.