miércoles, 20 de marzo de 2013

Pensamiento constante

Yo buscaba la calma y tu fuiste mi tempestad,
el tornado que destruyo todos mis planes,
el rayo que flechó y rompió mi corazón;
No son tus pétalos los que me acarician, son tus espinas las que me lastiman...

Se ha muerto un ruiseñor,
 se ha roto la oscuridad;
por que las perfecciones no son eternas,
los sueños mueren cuando logras pensar que lo puedes hacer real...

Sufro con tu corazón de piedra y tu alma de hielo,
tu juego de sentimientos,
maldigo el momento en que te abrí mi alma...

Extraño todas las mentiras que me decías,
la trampa que creaste para enamorarme.
Me siento tan triste y vacía porque traté de ser sincera y dar lo mejor de mi y que tu lo vieras,
solamente para que luego tu me usaras como un juguete y me arrojaras a la basura...

Nunca me había dolido tanto la soledad como ahora,
me reviviste de la muerte oscura para darme la vida luminosa y luego abandonarme;
Me siento como un lobo solitario, herido y perdido en una montaña de hielo...

Todas las lágrimas,
 todos los aullidos,
 todas las impotencias sentidas llevan tu nombre,
mientras tu a distancia sigues tu vida al lado de otra persona y le entregas tu alma,
y yo muero de soledad por creerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada